domingo, 26 de agosto de 2007

Virgina Aillon: "Como protestamos también producimos"


Tal como el programa del Enkuentro Libertario anunciaba, la noche del jueves en el pub Caza Duende se dedicó un espacio a las nuevas producciones literarias y de historietas.

Virginia Aillon, una de las organizadoras del Enkuentro, abrió la noche comentando al público que uno de los objetivos era mostrar lo que la gente de los diversos colectivos hacen, "queremos mostrar que así como protestamos también producimos", dijo para luego dar la palabra al escritor y dibujante Gonzalo Llanos, quien presentó la primera producción de la noche, el libro titulado “Cuento Feroz” compuesto por pequeños relatos, entre ellos: "Todo sobre mi padre", haciendo honor en el título a la película de Pedro Almodóvar "Todo sobre mi madre".
Luego, el turno fue del colectivo de la Saya de Chicaloma, cuyos integrantes elaboraron la revista "Gayingo", la cual muestra en sus páginas relatos, mitos y parte de la "historia clandestina de Chicaloma". El "Gayingo" hace honor al instrumento más pequeño que interviene para interpretar la saya, relacionado con que la revista está hecha por adolescentes y jóvenes de Chicaloma, a quienes —como contó uno de los miembros— antes de que salga la revista los adultos no les permitían hacer música en su comunidad.
El Gringo Muerto número seis también fue presentado en esa ocasión, con la tapa de color mostaza y con un formato más grande que los anteriores (excepto el número cuatro que salió el año pasado, con el mismo tamaño), la revista de historietas se mostró en público por el dibujante y miembro de Ediciones la Ñatita, Marco "Tóxico" Guzmán. Las primeras páginas del Gringo Muerto, cuida dos ilustraciones de la dibujante boliviana Susana Villegas. Adentro están historias de varios historietistas, entre ellos los ya conocidos y "caseros del Gringo", el argentino Ernán Cirianni, el boliviano Hernando Rioja; entre los nuevos publica por primera vez (en papel porque en digital tiene varios trabajos), el boliviano Jorge Siles, quien al no dibujar usó la fotografía para ilustrar sus viñetas. El Marco Tóxico, anunció que este es el penúltimo número del año y aprovechó para invitar a toda la gente que quiera participar en la revista, con historietas, ilustraciones y más.
Virginia Aillon no se quedó con las ganas de presentar la quinta producción de la Editorial Pirotecnía, la cual dirije, "Borrachos estamos pero nos acordamos del Víctor Hugo…", un libro que agrupa, poemas, cuentos, relatos, investigaciones y una historieta dedicados y a la memoria del escritor boliviano, que hace más de año y medio decidió caminar por otro rumbos, Víctor Hugo Viscarra. El título recuerda uno de los libros de Victor Hugo: "Borracho estaba pero me acuerdo". Entre los escritores que participaron están: Humberto Quino, Manuel Vargas, Pablo Gosalvez, Vicky Aillon y otros.

El último en presentar fue el escritor argentino Tomás Astelarra, quien mostró “Aforismos Ronateros”, un libro que impuso ciertas reglas a los distintos escritores participantes, como cantidad de palabras, de comas y otras. Entre los relatos que destacaban, según el editor, estaba el de la escritora Virginia Feinmann, el cual llevaba comas entre palabra y palabra, al tiempo de protestar de la forma de escribir "con comas" que el editor había impuesto.
Éstas y más producciones estarán a la venta en la Contraferia "Crispín Portugal", que se realizará este fin de semana en la Plaza de las Culturas en la Pérez Velasco a precios económicos, para que así el dinero no sea un factor que se oponga a que la gente lea.

Luego de esta velada literaria, la música se apoderó del escenario de Caza Duende. Luís Vedía con música gótica fue el primero.

Cuando ya iba a dar las 12 de la media noche, Denisse calló a la gente con su potente voz acompañada de la guitarra de César del colectivo Almatroste, quienes interpretaron música trova, terminaron su participación cantando "Que la tornilla se vuelva" de Quilapayun.

Unos minutos pasaron para que el cantautor boliviano Sergio Antezana, continuara con los ritmos de la trova.

Y como estaba en el programa, Vadik, escritor e integrante de Camaleón, se puso frente al micrófono y junto a su guitarra interpretó composiciones suyas además de leer algunos de sus poemas, que próximamente los publicarán.

2 comentarios:

peyote dijo...

¿Todo eso,sucede en La Paz?

Vaya, esbueno saberlo...

Saludos.

NINAFILMS CB SRL dijo...

Están buenos los artículos.

Una sugerencia: el fondo rojo no deja leer los textos, quizás otro fondo de color más claro.

Saludos

Demetrio Nina